SOMOS COMO LA FLECHA "PARA IR y MIRAR HACIA ADELANTE CON MAS FUERZA y SEGURIDAD,
HAY QUE TENSARSE HACIA ATRAS" Nosotros nos tenzamos en nuestros ANTEPASADO!!!...

IQAIA 'ANA'AÑAXAT !!!... (Fuerza Hermanos!!!)

viernes, 27 de mayo de 2011

Resistencia Indígena en Chaco

El 80 % de esa provincia está habitada por comunidades indígenas pertenecientes a los Wichí, los Qom y Mocoví. Están a 1700 km de Buenos Aires y a 700 km de Resistencia.


Desde su tradición y actualmente, estas comunidades viven de los quela naturaleza ofrece en frutos, pesca y la caza para mantener vivo lo que son sus acervos culturales. Muchos de estos indígenas tienen sus profesiones pero el estado no les permite desarrollarse en ellas por discriminación. Constantemente son violados sus derechos en la persecución por las autoridades provinciales y nacionales. Tal es el caso que sucedió el 4 de mayo en Sauzalito cuando Ernesto Tamallo volvía de pescar y lo interceptó la policía y sin ningún motivo lo trasladaron a la dependencia policial. Una vez en la celda, le vendaron los ojos y le sujetaron las manos a la reja; luego colocaron colchones alrededor de Ernesto y le prendieron fuego.


Luego de un rato echaron varios baldes de agua mojando los colchones y a Ernesto, los policías se retiraron y lo dejaron toda la noche mojado en la celda. Ernesto hizo la denuncia ante la fiscalía Penal Especial de Derechos Humanos de la provincia porque considera que “la detención fue totalmente arbitraria”. Tamallo junto a su familia tiene una carpintería y cree que “lo están persiguiendo porque en muchas oportunidades reclamó en la comisaría local que a él y a su familia no le venden certificados guías para cortar y trasladar madera, mientras que a las familias criollas sí se lo permiten”. Así Tamallo considera que lo están discriminando por ser integrante de la comunidad wichí.


Luego de hacer la denuncia correspondiente en la Provincia de Chaco y sin respuesta alguna, Ariel Fabián de la comunidad de Sauzalito viajó a Buenos Aires para realizar una nueva denuncia, esta vez frente al INADI (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo). En la primera entrevista Ariel participó de una charla informal con una administrativa la cual le dio una nueva entrevista para el martes 24 a las 17 hs para tener una charla formal, donde Ariel expondría la grave situación ocurrida en Sauzalito frente al Presidente de dicho organismo, Claudio Morgado. En el mismo día se canceló la cita porque el funcionario no había previsto que tenía llena la agenda.


En el mes de abril y luego de haber sido asesinado Galván, un miembro de la comunidad qom de la localidad de Villa Río Bermejito (Chaco) acontece la muerte de un nuevo joven de apellido Medrano, perteneciente a la misma comunidad y localidad. Un domingo de madrugada, mientras el y su compañero ambos de la comunidad qom regresaba a su casa, fueron interceptados por tres “criollos” apuñalando a uno de ellos. Al ver a su compañero herido, intentan ayudarlo y el salvajismo recae sobre otro a quien apuñalan también por la espalda. La comunidad, se dirigió a la comisaría pero la policía cómplice ya había derivado a los asesinos a Sáenz Peña.


Estos son sólo algunos ejemplos del tratamiento que la sociedad y nuestras autoridades les da a las comunidades indígenas. Parece increíble que aún en este siglo se siga utilizando el racismo para legitimar medidas de intimidación y represión de las fuerzas de seguridad estatal. Lo que no es increíble es que esto responda a una lógica capitalista, con intereses económicos específicos y reales sobre territorios indígenas.


El estado Argentino gobernado por los partidos tradicionales “democráticos” que responden a la burguesía y al sistema económico imperialista, y que no atienden las demandas de lasa naciones indígena ni de los criollos empobrecidos. Estando en vigencia la ley 26.160 y otras tantas leyes y convenios nacionales e internacionales que reconocen la propiedad nativa comunitaria y a los pueblos preexistentes. A su vez el estado sigue sin respetar a las comunidades, sin poner en práctica las leyes constitucionales existentes y siguen con sus intenciones, ambiciones en la venta de tierras a las corporaciones extranjeras por parte del gobierno. Un gobierno que se nombra y se jacta por si mismo abanderado de los derechos humanos, un gobierno que se dice popular y pero que continúa con su política de avasallamiento y exterminio de los pueblos indígenas, violando las leyes y los convenios internacionales, apoyando la política de los gobiernos provinciales o tratando con indiferencia las miles de denuncias, que están encajonadas, de los pueblos de las distintas provincias.


Por eso es indignante escuchar al gobernador Capitanich en su discurso del 25 de mayo frente a la presidenta de la Nación diciendo "por primera vez podemos decir que tenemos un Chaco que está creciendo” enumerando todas las obras ejecutadas y en marcha, la supuesta inclusión lograda y los favorables índices de desarrollo humano y económicos (para algunos), haciendo hincapié en el gran momento del sector de la producción primaria, pero a qué crecimiento se está refiriendo? al de los terratenientes sojeros? a los negocios políticos y económicos de unos pocos que se enriquecen a costas de muchos? y cuáles son las obras? el desmonte? la ruptura de ese equilibrio ecológico que siempre respetaron nuestras comunidades originarias? Y si realmente existiera una política de inclusión por qué la marcha en Villa Río Bermejito reclamando contra el hambre y la injusticia? Como señaló el dirigente de la Federación Nacional Campesina "Con este crecimiento económico No queremos pan duro, ni ropa vieja, tenemos dignidad y queremos vivir de nuestro trabajo, en un país donde la riqueza crece pero queda en manos de unos pocos". Quizás estos gobiernos no conocen la palabra dignidad, quizás no saben que los originarios son la tierra y que si se les quita lo que por ley les corresponde, se les quita su vida también. O quizás sí lo saben y ese es el objetivo de estos gobiernos.


De esta manera las autoridades provinciales y nacionales están provocando a las comunidades indígenas con represión y persecución con su fuerzas policiales, la falta de una política seria y el incumplimiento de las leyes; y que en estos últimos años los llevó a levantarse, a unirse en la lucha, a decir basta, basta de atropellos, basta de etnocidio, basta de discriminación en pleno siglo XXI. Ante la falta de respuesta de los gobiernos, las comunidades van a tomar medidas de fuerza a ejemplo de los Qom de La Primavera, a través de los acampes, de los cortes de las rutas, a lo largo y a lo ancho del país para que sean visibilizados los reclamos y que se haga justicia con las demandas de las naciones originarias preexistentes.


Viyen - Comunidad Qom de Villa Bermejito, Chaco

- Ariel - Comunidad Wichí de Sauzalito (siphohi), Chaco.

No hay comentarios: