SOMOS COMO LA FLECHA "PARA IR y MIRAR HACIA ADELANTE CON MAS FUERZA y SEGURIDAD,
HAY QUE TENSARSE HACIA ATRAS" Nosotros nos tenzamos en nuestros ANTEPASADO!!!...

IQAIA 'ANA'AÑAXAT !!!... (Fuerza Hermanos!!!)

miércoles, 16 de junio de 2010

Avance de la frontera hidrocarburífera en Salta

En la localidad de Coronel Juan Solá criollos y comunidades wichi denuncian atropellos por parte de empresas petroleras de capitales chinos asociados a Daniel Lalín.

Hace aproximadamente un mes los habitantes de Coronel Juan Solá, del departamento de Rivadavia -en el chaco salteño-, despertaron con las topadoras dispuestas a abrir picadas de 8 a 10 metros de ancho en sus territorios para realizar tareas de exploración sísmica. El área de más de 3 mil kilómetros cuadrados se denomina Morillo y fue ofertada en la ronda licitatoria que encaró el gobierno salteño en 2006. La UTE adjudicataria está conformada actualmente por dos empresas chinas –JHP y New Times Energy Corporation- y Maxipetrol-Petroleros de Occidente, del empresario argentino Daniel Lalín. Los relatos de criollos y comuneros sobre criminalización y avasallamiento parecen ser un espejo de lo denunciado recientemente por los pobladores de la cercana localidad -50 kilómetros- Fortín Dragones

Las licitaciones: nuevas áreas para exploración y explotación

La Primera Ronda Licitatoria de Áreas Hidrocarburíferas , en 2006, contemplaba la licitación de 6 áreas exploración y eventual explotación -Tartagal Oriental, Hickman, Chirete, Morillo, La Unión y Malvalay -, una superficie de más de 29 mil km2 en el chaco salteño por las que se recibieron ofertas globales superiores a 220 millones de dólares . El Secretario de Minería y Recursos Energéticos de Salta, Ricardo Alonso, sostuvo que la ronda “superaba las expectativas” y que la provincia tenía la llave del gas argentino.

Morillo, el área que contempla a Coronel Juan Solá, fue adjudicada a Maxipetrol – Petroleros de Occidente y JHP International Petroleum Engineering -empresa de servicios petroleros con sede en Hong Kong- , si bien ya contaba con historial hidrocarburífero al haber sido concesionada a Pluspetrol por parte de YPF a mediados de los ’80 .

Daniel Lalín, otrora presidente de Racing Club , es uno de los exponentes del fenómeno de pequeñas y medianas empresas surgidas a partir de la privatización de YPF y la licitación de áreas secundarias. Reúne a un sector de la burguesía nacional que no estaba vinculado previamente al sector; desde sectores con fuertes vínculos con el kirchnerismo, como por ejemplo Cristóbal López y Lázaro Báez; a ex funcionarios y afines al menemismo, como Vila y Manzano. A su vez, el avance de inversiones chinas en el rubro energético no es menor, y se verifica no sólo en los casos que analizamos aquí, sino en la que fue la mayor operación entre privados en la industria hidrocarburífera nacional: la venta del 50% de Bridas Corporation -grupo Bulgheroni- a China National Offshore Oil Company (CNOOC).

A través del holding Lalin Global Group el empresario se ha proyectado sobre diversos sectores más allá del petrolero. Su diversificación va desde minería a producción de aceites vegetales, pasando por importación de equipamiento médico chino . Debuta a través de Oxipetrol-Petroleros de Occidente, hoy llamada Maxipetrol-Petroleros de Occidente, en las licitaciones salteñas de 2006 a través de la UTE con la china JHP International Petroleum Engineering. En esta provincia obtienen no sólo el área de Morillo sino también de Tartagal Oriental.

Las adjudicaciones se concretan para diciembre del 2006 con los decretos N 3388/2006 –Morillo- y N 3391/2006 -Tartagal Oriental-, comprometiendo áreas de 3.518 y 7.065 km2 respectivamente. Si bien la concesión tenía una duración de 4 años -finalizando el 29 de diciembre del 2010-, los contratos estipulaban la posible prolongación por 9 años más , “una práctica usual” . Según informes de las adjudicatarias -realizados por consultoras- se estimaba un potencial de entre 83 y 256 millones de barriles de petróleo y entre 31.600 y 144.128 millones de metros cúbicos de gas.

El panorama cambia para el 2007. New Times Group Holdings , conglomerado con sede en Hong Kong, desembolsa casi U$S 1.300 millones por una importante participación en estas áreas . Este monto es del orden de los últimas grandes compras en el sector, como los U$S 1.027 millones que pagó Petrobras por Pecom o los U$S 1.600 millones de Oxy hacia Vintage . La nueva UTE, denominada High Luck Group Limited , se distribuye en un 60% para New Times, 30% para Maxipetrol-Petroleros de Occidente y un 10% para JHP . Según declaraciones del CEO de New Times, el destino de la extracción sería el mercado interno.

En estas operaciones se desprende el fuerte carácter especulativo de los primeros adjudicatarios. JHP Internacional Petroleum Engineering se desempeña principalmente en el área de servicios como subcontratista para perforación más que una operadora y concentra su actividad en China . A su vez, Lalin no se ha limitado a Salta únicamente, sino que ha presentado diversas ofertas en otras áreas del país. Junto a Chañares Herrados conforma una UTE que obtiene en Mendoza el área Ugarteche, que en diciembre de 2009 vende por U$S 163 millones a la china Mayer Holding . Sin embargo, esta tendencia especulativa inicial se revertiría para 2010. No solamente se puede ver en el inicio del trabajo exploratorio sino también en el reporte final de 2009 de New Times Energy Corporation. Frente al fin del acuerdo de concesión de 4 años firmado con el gobierno salteño, la UTE tiene que realizar las inversiones de casi U$S 36 millones para Tartagal Oriental y U$S 13 millones para Morillo entre los acuerdos y obligaciones pactados . Estas obligaciones informaba el grupo serán los objetivos a cumplir.

¿Energía a costa de quién y para quién?

Si bien no creemos que la implementación de una red de gas universalizada sea la forma de garantizar la energía al conjunto de la población -en el marco de una discusión sobre la matriz energética que no contempla este artículo- asombra tristemente el caso salteño por dos cuestiones principales. Por un lado, la misma población que se ve afectada por la extracción de gas “para el conjunto del país”, en su territorio no puede acceder a él para consumirlo. Al tiempo que ven perjudicada su tierra, avasallados sus derechos y, en algunos casos, desalojados por tenencias “precarias”, no pueden hacer uso de aquello que se encuentra bajo sus pies. La satisfacción de esta carencia no se encuentra contemplada en ningún contrato adjudicatario, y tampoco se asume como compromiso por parte del Estado hacia sus habitantes. La situación no es exclusiva del chaco salteño sino que se presenta en diversas zonas centrales de extracción, ejemplo de esto son las comunidades Kaxipayin y Paynemil en Loma de La Lata, la mayor reserva gasífera de Argentina, o en la comunidad Logko Puran, también en la provincia de Neuquén.

A su vez, la oferta energética a la que pueden acceder las localidades es sumamente esporádica –problema que puede constatarse en la falta de garrafas- y mucho más cara, ya que existen substanciales diferencias de costo entre el gas envasado y el que se distribuye a través de redes domiciliarias.

Los mayores perjudicados por el esquema son aquellos que viven encima del recurso, sectores con bajos niveles de ingreso que sufren gran parte de los impactos negativos de la industria, y de esta manera “subsidian” el consumo de los principales polos de actividad económica y los núcleos urbanos más concentrados.


Fuente: Observatorio Petrolero Sur

No hay comentarios: